12 dic. 2016

2016 en cuatro libros


Este 2016 ha sido un buen año en cuanto a publicaciones se refiere. Nada menos que 4 libros, es algo que no se si podré superar o igualar en el futuro. Publicar cuatro libros en un mismo año es una absoluta locura, os lo digo de verdad. Dos han sido por encargo de otros autores, pero los otros dos, tanto las ilustraciones como el texto han corrido de mi cuenta.
Os voy a hablar un poquito de estos cuatro libros:




La reina de las nieves es el más nuevo, el reciente, el que acaba de salir a la luz, ha sido prácticamente un año de trabajo con este libro, desde el texto, correcciones, ilustraciones, la edición con la editorial. Un trabajo muy largo que por fin ha visto la luz y que espero entusiasme a los lectores.
La historia está basada en la obra original de Hans Christian Andersen y su Reina de las Nieves, sin embargo yo quería hacer mi propia adaptación, y pensé: Esta reina guarda mucha similitud con la Dama de las Nieves (un personaje del folclore japonés) ¿y si hago la historia original pero con un tono oriental? Así nació esta historia, presenté el proyecto a la editorial y enseguida me dijeron que les gustaba, les pasé el primer capitulo, algunos discos de personajes y nos pusimos a ello.
La verdad es que estoy muy agradecido por esta oportunidad y porque la editora haya confiando en mi y en mi proyecto.



La Tiara de la Luna creo que fue el primero en salir publicado este año, por febrero, si no recuerdo mal, la memoria me falla. El escritor Javier Más se puso en contacto conmigo y me hizo la propuesta de adaptar una novela suya, también titulada La Tiara de la Luna, para los más pequeños. Era un reto, porque la historia trata sobre el Papa Luna y su vida en Peñiscola y por entonces conocía muy por encima la historia de este personaje, por lo que tuve que hacer una excursión al castillo de Peñiscola para investigar más sobre el lugar y sobre el papa.
Fue un trabajo de investigación y documentación, ya que tenía que retratar varias partes del castillo y tenía que quedar creíble.
Fue también un reto dibujar los trajes y los personajes, ya que algunos de ellos si existieron en la historia. El resultado es este álbum ilustrado sobre la vida del Papa Luna y su famosa tiara.


Empecé a trabajar en este proyecto en 2015 pero se retrasó su salida y al final fue publicado este año. 
Los indios de Nunca Jamás es un libro muy personal, el personaje principal: Tigrilla, fue creado por el escritor J.M Barrie para su novela Peter Pan y yo siempre me he sentido fascinado por él. Tigrilla es la hija del jefe de la tribu india de Nunca Jamás, y siempre he querido desarrollar una historia con ella como protagonista.
Decidí que quería dejar al margen a todos esos personajes de Peter Pan y centrarme en Tigrilla, no quería que nadie más le robase protagonismo. Decidí que para contar una historia más adulta, debía hacerla crecer, así que esta historia se sitúa unos años después de que Wendy y sus hermanos visitasen la isla. Tigrilla es valiente, brava y con un fuerte sentido de la justicia, está enamorada de un pirata, algo prohibido por su tribu, y encima debe prepararse para ser la nueva jefa de su tribu.
Es una historia juvenil, pero se tratan temas como el amor, la amistad, el deber, el valor, el destino o las relaciones familiares.


Por último, pero no menos importante:  el libro que publiqué junto a Imma Puig antes de verano "Les malifetes de Marcelin", un cuento autobiográfico sobre la infancia de Marcelin Puig, la hija adoptiva de Inmaculada.
Tal vez este haya sido el proyecto más importante para mi, ya que conozco a Marcelin desde pequeño y tener la oportunidad de poder ilustrar su vida fue todo un privilegio y una oportunidad inolvidable.
Actualmente el libro va por su segunda edición, ha tenido una buena acogida y todo el mundo está quedando fascinado con su historia. 
El proyecto supuso un reto para mi, ya que quería retratar a mi amiga lo más real posible, así que me impliqué mucho en el diseño de escenarios y de los personajes. 
Estoy muy satisfecho con este resultado porque era algo que habíamos hablado Imma y yo muchas veces durante muchos años, pero por unas razones u otras, nunca nos animábamos a dar el paso adelante. 

9 comentarios:

  1. Enhorabuena, por un año tan productivo, pero no olvides que todo esfuerzo tiene su recompensa. Me alegro de que todo salga al menos como tu esperas, y te des a conocer a mucha gente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. VIVA!!!
      Me ha encantado tu forma de adaptar mi cuento preferido de Andersen; le has dado una veta muy CLAMP, como cruzando La Reina de las Nieves con Tsubasa Reservoir Chronicle (y que Fuhei es un Kurogane rubio no lo puede negar nadie). Y CLAMP+La reina de las nieves= combinación definitivamente ganadora.
      Yuki-onna, kirin, oni, kitsune, tanuki y nekomata... la espada, el espejo y la gema... Me encanta cómo has entrelazado los motivos de Andersen (el espejo roto, el beso...) con la cultura japonesa. Y también me ha entusiasmado tu decisión de crear a tres Gerdas para tres Kais (una pareja de amigos de la infancia, otra de enamorados del mismo sexo, y otra de hermanos), con un final feliz para las tres parejas. Se lo merecían (Kai y Saya, Okaru y Otani, Fuhei y Daisuke... los seis).

      Eliminar
    2. Cuanto me alegra de que te haya gustado! muchas gracias.
      Ha sido muy divertido adaptar esta historia y hacerlo de esta manera tan especial. Claramente hay muchos guiños a la obra de clamp, (que como ya sabes), es una importante fuente de inspiración para mi).
      :) espero lo hayas disfrutado mucho! :)

      Eliminar
    3. Mientras que tus tres "Gerdas" viajan junt@s l@s tres, la de Andersen emprende su viaje en solitario.
      Ya había leído una versión de LRdlN pasada por el tamiz de la cultura japonesa: "The Lady of the Ice Garden" de Kara Dalkey. Keiken y Girida (nota los nombres) viven juntos en Kioto durante la era Heian y son amigos de la infancia; en el jardincito que comparten tienen un estanque de lotos en vez de unos rosales. Un día que están jugando en dicho jardín en la nieve, una astilla de acero de la espada rota de un oni entra por el ojo izquierdo de Keiken en su corazón, convirtiéndole en un guerrero arisco y serio que se deja raptar y besar por una yuki-onna, que le lleva a su palacio de hielo en Hokkaido tras helarle el corazón con un beso. Girida emprende un viaje en solitario en busca de su amigo, visitando la corte imperial y siendo atrapada por forajidos en pleno bosque. En la guarida de los rufianes, ella logra conmover a la hija del capitán, que la libera junto con un cervatillo que resulta ser un kirin.
      Lo inesperado es el final: ya en los jardines de hielo, Keiken se sacrifica por Girida, interceptando con su pecho un rayo de hielo que la yuki-onna dirigía a la joven. Y Girida, conmovida porque su amigo ha dado la vida por ella, se hace monja budista.
      Es un cuento más similar al de Andersen y que tiene sus similitudes y diferencias con tu versión a la manière de CLAMP... pero el final de The Lady of the Ice Garden fue lo que me sorprendió: nada de comer perdices, sino algo más realista.

      Eliminar
    4. Aquí está el enlace donde puedes descargarte la antología (en inglés) de cuentos donde aparece The Lady of the Ice Garden, en la página 199:
      http://www.shadowsgovernment.com/shadows-library/November,%20Sharyn%20(Ed.)%20-%20%5BAnthology%5D%20Firebirds%20%5Bv1.0%5D.pdf

      Eliminar
    5. "Keiken's heart raced. He was being offered the sort of
      opportunity the older boys only dreamed of. With no thought
      of Girida, he went to the back of the carriage and went in.
      The woman who sat on the cushioned side-bench within
      the carriage was astonishing to look upon. She wore layers of
      white brocade silk kimonos, the color of purity, the color of
      death, as if she were a Shinto priestess. Her long, coal black
      hair framed a face white as porcelain, and Keiken could tell
      she wore no white face powder. She needed none. Her skin
      was as smooth and unblemished as new-fallen snow. Her eyes
      were black as obsidian chips, yet they held glinting light, stars
      in a night sky.
      She beckoned him toward her. "I so admired your strength
      as I watched you." She untied the sash at her waist and let her
      kimonos fall open, revealing pale, small breasts and a smooth
      abdomen beneath.
      Keiken stumbled into her embrace. Her skin was cold, yet
      he felt a warming within.
      "Show me what you know of swordsmanship," she whispered.
      And he did."

      Eliminar
    6. "Girida clung tightly to his mane as the kirin cantered over
      the clouds. The night sky was ablaze with stars and the Bridge
      arched across the heavens. They flew so fast the wind pulled
      and tore at her hair and under-robe. She should have been
      cold, but the flames on the kirin's legs warmed her without
      burning her. Along the way, Girida talked about Keiken,
      shouting above the wind into the kirin's ear.
      Before long, the kirin alighted on a rocky shore that was
      lightly dusted with snow."

      Eliminar
    7. Years passed and Girida married a humble sandal maker.
      She learned how to carve the wood and handle the accounting.
      They had children and she laughed and cried and felt
      great pain and great joy with her family. When her husband
      and mother died, Girida put on the robes of a Buddhist nun.
      She became a scholar and a pilgrim, traveling the length of
      Honshu and writing down the wondrous things she learned
      and saw. And when at last she came to the Pure Land and met
      the kirin once more, she was able to say to him, "I have led a
      full life, and that has been the greatest blessing of all."

      Eliminar
  2. :) espero lo hayas disfrutado mucho! :)
    Pues claro, lo DISFRUTO en presente, ya voy por la séptima relectura <3

    ResponderEliminar